Si lo que buscamos es un animal de compañía, evidentemente cualquier gatito puede ser el ideal. En el gato de raza encontraremos unas características concretas tanto morfológicas como de carácter.